Deudas, drogas, fiado y prestado en las tiendas de abarrotes rurales

Magdalena Villarreal

Resumen


Gran cantidad de comercios rurales ostentan letreros como éstos: "No fío porque fiando considero que voy perdiendo un amigo y ganando un enemigo a costa de mi dinero"; "No está el que fía salió a partirle la madre a uno que le dabía"; "Hoy no fío, mañana sí"; pero la mayoría siguen "fiando", al igual que los vendedores ambulantes, los distribuidores de fertilizantes y las tiendas de muebles, ropa y utensilios de cocina. El mecanismo de pago diferido o "fiado" es sólo uno de los dispositivos de deuda y crédito que sostienen a las vulnerables economías familiares. Se suman además los préstamos de cajas de ahorro, de la banca, y de prestamistas o usureros; las tandas, cundinas o rifas, y los "apoyos" gubernamentales y no gubernamentales orientados a grupos de menores ingresos, entre otros.

Palabras clave


comercios rurales;"fiando";vendedores ambulantes;deuda;crédito;préstamos de cajas de ahorro;usureros

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.29340/3.1250

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.

Desacatos, año 21, número 63, mayo-agosto 2020. Publicación cuatrimestral editada por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS). Calle Juárez 87, Col. Tlalpan Centro, Del. Tlalpan, C.P. 14000, México, CDMX, teléfono +52 (55) 54873570, ext. 1323. Página electrónica: desacatos.ciesas.edu.mx. Contacto: desacato@ciesas.edu.mx. Editor responsable: Dr. Alberto Aziz Nassif. Certificado de Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No.04- 2015-0061911460700- 203, otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Valeria Pineda Angola. Fecha de última modificación: 22 de junio de 2020.